Esta semana se realizaron nuevos encuentros de los talleres de Sensibilización en el marco del proceso de inclusión laboral de personas con discapacidad y que están a cargo del Profesor Julio Manuel Pereyra. En esta oportunidad, visitó la I, II y IV Circunscripción Judicial.

Este proceso de inclusión, definido como una política institucional por parte del Tribunal Superior de Justicia, comenzó en 2017 cuando se realizó un llamado a concurso para personas con discapacidad con las mismas características de los que se realizan habitualmente para el ingreso de administrativos pero con la utilización de plataformas adaptadas a los distintos tipos de discapacidad.
Como resultado del primer concurso, luego de realizar las entrevistas a los postulantes y el relevamiento de las condiciones de accesibilidad de los edificios, se encuentran trabajando actualmente siete personas con discapacidad: seis en Neuquén Capital y una en Cutral Co.

En la misma línea, el TSJ aprobó la modelo de Empleo con Apoyo (ECA) para acompañar este proceso de inclusión laboral. Este equipo de trabajo, integrado por profesionales del Poder Judicial, cuenta con la tutoría de la Fundación Discar y del Prof. Julio Manuel Pereyra, para asegurar la realización del proceso de ingreso al trabajo en la forma más efectiva posible.
La implementación de este modelo comenzó con un análisis pormenorizado del puesto de trabajo a ocupar en un determinado organismo y las necesidades de perfil del candidato. A partir de la identificación específica de las necesidades, se estableció un vínculo entre el organismo, el trabajador y el equipo de ECA, que se mantendrá durante todo el proceso que dure la inserción.

Los talleres de Sensibilización, a cargo del Prof. Julio Manuel Pereyra, son parte de este proceso y están dirigidos a todo el personal del Poder Judicial de la provincia. Esta semana se realizaron en Villa La Angostura, San Martín y Junín de los Andes, Cutral Co y Neuquén.

Además, y después de esta primera experiencia, en el mes de marzo de este año se realizó Primer Concurso Unificado para ingresar al Poder Judicial en el interior. El proceso incluyó a todos los interesados en concursar como administrativos y, para las personas con discapacidad, se adaptaron los instructivos, la metodología de capacitación y evaluación. El mismo permitió incluir a las personas con discapacidad en el proceso habitual de ingreso.