El TSJ impulsa la creación de un programa de mediación familiar


El TSJ impulsa la creación de un programa de mediación familiar

Por acuerdo 5163 se aprobó el proyecto de ley y la iniciativa fue enviada a la Legislatura.

La mediación como método alternativo de resolución de conflictos ha ganado terreno en las últimas décadas. Permite abordar desde problemáticas comunitarias y escolares hasta incluso penales. Sobre esa base, y como un aporte a la búsqueda de soluciones pacíficas que se ajusten a las particularidades de cada familia, el Tribunal Superior de Justicia aprobó el proyecto de ley para crear el “Programa de Mediación Familiar”.

En los fundamentos de la propuesta que se remitió a la Legislatura provincial para su discusión, se destacó la importancia de la familia en cuanto institución estructural de la sociedad. “Teniendo en cuenta es la base de toda sociedad y que en la misma deben primar los procesos de diálogo, resulta necesario que los conflictos que ella tenga se resuelvan de manera pacífica y sean los mismos integrantes de dicho núcleo quienes busquen y encuentren la solución que mejor se ajuste, como máxima expresión de la autocomposición de las personas”, se indicó.

El programa que se propone crear es la primera experiencia en mediación familiar dentro del Poder Judicial de la Provincia y su principal característica es que son los mismos involucrados en los conflictos los encargados de solucionarlos.

Se busca de este modo garantizar la forma más pacífica de solucionar un conflicto, que la misma perdure en el tiempo y en donde todas las personas involucradas puedan satisfacer sus intereses sin dejar de reconocer que el “otro” también tienen derecho a satisfacer sus intereses.

En cuanto a las ventajas de los procesos de mediación que se pueden identificar en base a experiencias previas en distintas áreas, es posible remarcar que:

  • Mejora el rendimiento de los tribunales, ya que a través de la intervención de los mediadores y por el tipo de solución autocompositiva propia de la disciplina, es menos probable que las partes reincidan en el mismo conflicto que “ayudaron” a resolver.
  • Facilita la autodeterminación en la resolución de los conflictos. Hay mayor participación de los usuarios del sistema en la construcción de la solución del conflicto.
  • Optimiza el uso de los recursos, ya que el sistema judicial puede enfocarlos para dar respuesta a los conflictos que no son susceptibles de mediación. Las estadísticas indican que un 36,3% de las causas del fuero de Familia están referidas a: régimen de visitas, alimentos para los hijos, homologación de convenios, autorizaciones para viajar, incidentes de ofrecimiento de cuota alimentaria o reintegro al hogar y alimentos para los parientes; todas situaciones susceptibles de ser tratadas mediante procesos de mediación.

Para ver el proyecto, hacer click aquí