2023: 40 años de Democracia

Nuevo espacio para la escucha de niños, niñas y adolescentes en el Juzgado de Familia de Villa la Angostura.

El mismo, funciona como sala de audiencias y área de espera especializada. Busca generar un vínculo amigable para los niños, niñas y adolescentes que deben concurrir a la justicia.

La Jueza de Familia de Villa la Angostura, Eliana Fortbetil, propuso humanizar un espacio disponible en el Juzgado y crear una sala de juegos, receptiva de las necesidades de los/as NNyA que utilizan cotidianamente el servicio judicial. La iniciativa se encuentra funcionando desde el mes de noviembre pasado.

JF-VLA-2

“En el ideal de avanzar hacia una verdadera justicia, considero imprescindible que la audiencia sea conversacional, lo cual predispone el encuentro con el otro desde un lugar horizontal, en la que, la propia visión del mundo se abre y converge con otras y posibilita la intervención y la reflexión”, expresó Fortbetil. La humanización y simplicidad del lenguaje, como de los espacios públicos, es la forma necesaria para lograr ese acercamiento.

El artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño, establece su derecho a expresar opiniones sobre todos los asuntos que les afecten. En este sentido, y para generar una escucha eficaz, los espacios físicos deben ser amistosos, se deben evitar formalismos innecesarios, hablar en lenguaje claro, sencillo y de fácil comprensión y recurrir a formas no verbales de comunicación, a fin de crear empatía con los niños, niñas y adolescentes.

De esta manera, se trabaja para efectivizar el derecho de niños, niñas y adolescentes a ser escuchados para la toma de decisiones que van a tener repercusión en su vida.

JF-VLA

Encuentro Nacional de la Defensa Pública